La grave situación que vive el pueblo de Nicaragua por la reiterada violación a su derecho de libertad religiosa de parte de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo fue expuesta por el abogado Juan Carlos Arce, en representación del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, en el Foro sobre Libertad Religiosa de la 77ava Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGA77 por sus siglas en inglés).

La conferencia de prensa sobre violación a la Libertad Religiosa en Nicaragua, realizada en la 530 Fifth Avenue, Nueva York, NY, la coordinó la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

Juan Carlos Arce, abogado del Colectivo, expone que desde 2018, el régimen nicaragüense desarrolla una represión sistemática contra diversos sectores sociales, políticos y económicos, cuyo objetivo es el control total de todas las dimensiones de la vida, asegurando así su permanencia indefinida sobre la base del abuso de poder y la impunidad.

“Para ello el régimen implementa diferentes acciones represivas cuya característica principal es la violación de los más elementales derechos humanos”, denuncia Arce.

LEER MÁS: Dictadura ahora va contra San Francisco de Asís, policía prohibirá sus procesiones

Ortega pretende silenciar la voz de la Iglesia Católica

Arce indica en su intervención que Daniel Ortega, tras demoler la institucionalidad democrática del país, perseguir y hostigar a defensoras de derechos humanos, periodistas e incluso artistas, pretende silenciar a una de las voces más potentes y legítimas en Nicaragua: La voz de la iglesia católica.

Desde el 2018, como parte de su labor pastoral, los sacerdotes acompañan las justas luchas por demanda de justicia para las víctimas de la represión en Nicaragua.

El representante del Colectivo recuerda que en 2022, el régimen expulsó del país al Nuncio Apostólico Monseñor Waldemar Sommertag; posteriormente, en julio, Ortega expulsó a 18 religiosas de las Misioneras de la Caridad y en lo que va del año ilegalizaron unas 1,800 organizaciones; de ellas 29 tienen carácter religioso.

VEA: Régimen de Daniel Ortega prohíbe a iglesias evangélicas celebrar el Día de La Biblia

Asimismo, agrega que, en los últimos 2 meses, ordenaron el cierre de más de una decena de radios y canales católicos y en la actualidad 7 sacerdotes, 1 diácono, 2 seminaristas y un camarógrafo del Canal Católico de Matagalpa se encuentran injustamente en la cárcel.

“La mayoría de ellos en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, El Chipote; un centro caracterizado por la implementación de la tortura”, resalta Arce.

Denuncia desaparición de
Monseñor Rolando Álvarez

El Colectivo también expone que desde el 04 de agosto, el Obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, junto a su equipo de trabajo fueron víctimas de un asedio policial sin precedentes, convirtiendo la Curia en una cárcel.

Posteriormente, el 19 de ese mismo mes los secuestraron y en el caso de Monseñor Álvarez, lo llevaron supuestamente a casa de familiares en Managua.

“Desde entonces no se ven imágenes del Obispo, encontrándose desde hace 32 días bajo condición de desaparición forzosa”, dijo en su denuncia y añade que la policía controla la Curia y vigila los movimientos de los sacerdotes a cargo de la diócesis.

Dictadura promovió celebraciones
religiosas en plena pandemia

La promoción y realización de actividades en plena pandemia del Covid-19, ejecutadas por la dictadura sandinista en su intento de imponer una supuesta normalidad, también fue denunciada por el Colectivo de Derechos Humanos en el Foro sobre Libertad Religiosa.

“El régimen nicaragüense promovió celebraciones religiosas, llegando a realizar y usurpar celebraciones, responsablemente suspendidas por la iglesia, producto de la pandemia”, manifestó Juan Carlos Arce.

Contrario a esto, Arce destaca que en septiembre de 2022, el régimen de Ortega prohibió las celebraciones religiosas en Masaya, como un mecanismo de castigo, producto de su paranoia autoritaria y como un intento de control de todas las dimensiones de la vida, incluyendo la espiritual.

Represión de Ortega viola
derechos fundamentales

El Colectivo subraya que con su imparable represión, el régimen de Ortega violenta los derechos a la libertad de pensamiento, de religión, de expresión y de movilización que son pilares fundamentales del derecho a la libertad.

LEA MÁS: Policía de Ortega receta “iglesia por cárcel” a San Jerónimo y cierran las calles de acceso al templo

“Hoy en un contexto marcado profundamente por el abuso de poder por parte del régimen nicaragüense retomando las palabras de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado por denunciar las injusticias, pedimos y exigimos que cese la represión, que cese la persecución contra la iglesia y que sean liberados los sacerdotes, diáconos y seminaristas privados de su libertad. Pedimos también por la liberación de todas las personas presas políticas en Nicaragua”, exige el organismo defensor de derechos humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.