Durante el período de inicio de audiencias orales este 5 de diciembre ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya, del litigio limítrofe entre Nicaragua y Colombia, la dictadura de Nicaragua presentó sus argumentos en la disputa por la delimitación de la plataforma continental en el mar Caribe, más allá de las 200 millas náuticas.

Este período corresponde al inicio de la fase oral de la controversia, que por determinación de la CIJ se concentra en discutir solamente dos puntos.

PUEDES LEER: “Hay una guerra diabólica contra la iglesia católica y no entiendo al cardenal Brenes”: Bianca Jagger

El primero, señala que las partes deben presentar sus argumentos sobre si el derecho de un país costero a una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas puede extenderse dentro de las 200 millas de otro Estado.

Mientras el segundo punto, establece que las partes deben discutir los criterios del derecho consuetudinario para delimitar esa plataforma, basados en la Convención de la Oraganización de Naciones Unidas (ONU), sobre el Derecho del Mar.

“Ha sido una discusión bastante técnica, que abordó temas jurídicos, específicamente”, dijo Carlos Argüello, el representante de la dictaura de Nicaragua en el proceso, al finalizar la primera jornada de alegatos durante la audiencia.

No se discute el fondo del caso

Argüello, agregó que “en esta audiencia no estamos discutiendo el fondo del caso. La Corte limitó la argumentación a dos preguntas técnicas específicas, sobre la aplicación de un artículo de la Convención sobre el Derecho del mar y la costumbre internacional”.

Al dirigirse ante la Corte, el funcionario Argüello destacó que “la posición de Nicaragua es que la plataforma continental, como las áreas marítimas que se superponen entre estados, deben ser delimitadas de acuerdo con el derecho internacional”.

Por su parte el abogado británico Vaughan Lowe considera que “se mire por donde se mire, la delimitación de los derechos superpuestos es una cuestión que debe determinar el tribunal”.

Nicaragua presentó en el 2013 dos nuevas demandas contra Colombia ante la CIJ.

La primera se relaciona precisamente con la plataforma y, la segunda, por “presuntas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el Mar Caribe por parte de Colombia.

En esta última, la Corte aceptó tener una zona contigua integral que uniera a todas las islas en el archipiélago, y rechazó la petición que obligaba a Colombia a reconocer los nuevos límites sin un tratado conjunto.

MÁS NOTICIAS: Equipo de propaganda rusa de Putin “capacitará” a voceros sandinistas

No obstante, la CIJ hizo énfasis en que la nación suramericana no podía emitir permisos de pesca en áreas adjudicadas a Nicaragua.

La representación de Daniel Ortega busca que la Corte le reconozca a Nicaragua derechos sobre una supuesta plataforma continental, más allá de las 200 millas náuticas medidas a partir de su costa; es decir, el derecho a más espacio marítimo, más allá de las fronteras fijadas por la Corte, en su fallo del 19 de noviembre de 2012.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.