La joven nicaragüense Keila Yosara Levas Muller, de 24 años de edad, originaria de San Jerónimo, en Río Coco, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, desde el pasado lunes sufre el encierro de su secuestro luego que un cartel mexicano la raptara durante su travesía por llegar a Estados Unidos.

Desesperada se encuentra su familia debido a que los delincuentes le han exigido un monto de 6,000 dólares por su rescate en un plazo de 3 días, por lo cual apelan a la buena voluntad de la población. “Solicitamos la ayuda de todos”, reza una publicación en Facebook para recaudar el dinero del rescate.

LEA TAMBIÉN: Nicaragüenses siguen siendo el mayor grupo de migrantes detenidos en México

Hasta ahora la familia ha logrado recoger al menos $3 mil con la ayuda de las personas que se han unido a la campaña de rescate. “Si alguien desea apoyarnos estamos aún recaudadnos”, agrega la publicación.

En entrevista al medio digital 100% Noticias, Daraly Levas, hermana de Keila, dijo que la joven partió de la Ciudad de Juarez el pasado sábado y días después fue secuestrada.

“Un tío que está en Estados Unidos recibió la llamada de los secuestradores, le comunicaron a mi hermana para decirle que estaba secuestrada, Por ella nos piden seis mil dólares”, dijo preocupada.

Familia habilita cuenta bancaria

A diario la desesperación alarga el tiempo de angustia de la familia de la joven caribeña, por lo que decidieron habilitar la siguiente cuenta bancaria y así lograr el dinero del rescate: Banpro Córdobas 4589535992881249.

Asimismo, han dispuesto los siguientes número telefónicos para cualquier contacto de ayuda que deseen hacer llegar a la familia. 5814-5535 / 8662-7752 / 5827-2464.

LEA TAMBIÉN: Nicaragüenses salen en viajes de turismo a Guatemala, muchos siguen hacia EEUU

La travesía que enfrentan miles de nicaragüenses al dirigirse hacia Estados Unidos se torna cada vez más peligrosa debido al aumento de bandas delincuenciales que se dedican a secuestrar migrantes en México.

A mediados de junio pasado, los nicaragüenses Marlon Antonio Mairena, de 27 años, junto a su esposa de 32 y su hijo menor de 9, originarios de Jalapa, Nueva Segovia, fueron liberados luego que sus familiares pagaran una fuerte suma de dinero a sus secuestradores.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.