El precio de la canasta básica cada vez se vuelve un éxodo para la población nicaragüense, pues en 365 días su costo experimentó una alza de 2,375 córdobas, mientras el salario mínimo para este 2022 ronda entre 5 y 8 mil córdobas, con excepción del sector construcción (Establecimiento Financiero y Seguro) con un salario mínimo de 10,500 córdobas, según la Comisión Nacional del Salario Mínimo de Nicaragua.

Cada mes el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) revela cuánto ha incrementado su costo la canasta básica en Nicaragua. Según sus reportes, en mayo de 2021 el precio de los 53 productos que la conforman era de 14,957 córdobas y un año después se cotiza en 17,332 córdobas; esto indica que en 365 días su precio aumentó en un 14%.

Hasta diciembre de 2021, la cesta familiar costó 16,255 córdobas, es decir, que entre junio y diciembre del año pasado el precio incrementó 1,298 córdobas. Mientras que en los primeros cinco meses de este año, el aumento fue de 1,077, siendo mayo el mes con menos alzas en sus precios.

Especialistas atribuyen el incremento del precio en los productos del hogar a la guerra ocasionada por Rusia en Ucrania y el alza en el costo del hidrocarburo a nivel mundial.

LEER MÁS: Comer salteado y recibir menos ingresos, la realidad en Nicaragua: Economista Enrique Sáenz

Sin embargo, los registros ascendentes de Inide reflejan que enero de 2022 fue el mes con mayor alza en el precio de la canasta básica y eso que aún no iniciaba la invasión militar rusa en su país vecino.

Algunos de los productos que la población ve exagerado su costo son el aceite y el queso; este último producto con variaciones inestables en sus precios durante los últimos meses de este año.

Según Inide, el aceite se cotizó el primero de enero de 2022 a un precio de 68 córdobas por litro y cinco meses después incrementó a 80. En el caso del queso, hace cinco meses costaba 86 córdobas la libra y ahora se cotiza en 92.

Aunque a primera vista parece insignificante el alza en los productos, lo cierto es que el salario de un nicaragüense no es suficiente para comprar apenas los 53 productos de la canasta básica, lo que se traduce en más pobreza para las familias de país.

LEER MÁS: Panorama sombrío para América Latina: Crecimiento será menor del previsto según la CEPAL

Nicaragua sigue siendo uno de los países menos desarrollados de América Latina, donde el acceso a los servicios básicos es un desafío diario.

Banco Mundial prevé menos crecimiento económico para Nicaragua 

El Banco Mundial señaló que antes de 2018, las reformas orientadas al mercado y la gestión macroeconómica contribuyeron a una sólida expansión económica en el país.

Luego de una recesión de dos años provocada por la crisis sociopolítica de 2018, se calculó una caída del 2 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB). Es importante señalar que además el país sufrió más caídas en la actividad económica debido a la pandemia de la COVID-19 y a los dos importantes huracanes ocurridos en 2020 (ETA e IOTA).

La entidad financiera es clara al destacar que el PIB real creció 10,3 por ciento en 2021, pero se prevé que para 2022 el crecimiento se desacelere a 2,9 por ciento en medio de presiones mundiales adversas y una consolidación fiscal.

“Se espera que la inflación aumente aún más, al 5,9 por ciento en 2022, a medida que las presiones sobre los precios de las materias primas y las interrupciones en la cadena de suministro se vean agravadas por los recientes eventos geopolíticos”, señaló el Banco Mundial en un informe sobre el panorama general en Nicaragua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí