El sacerdote Manuel García fue condenado este jueves por el Juez Local Unico de Nandaime, Jaime Aguilar, a 2 años de prisión por el delito de “amenaza con arma a 5 personas”, además de haber sido penado con 200 días multa por el mismo delito.

Según el diario La Prensa, quien tuvo acceso al fallo judicial impuesto al líder católico, este fue acusado por ese delito luego que el pasado 30 de mayo de este año, con machete en mano “amenazó” a un grupo de jóvenes que acechaban la casa cural de la Iglesia Jesús de Nazaret.

De acuerdo a la información de La Prensa, “el hecho se registró, según explicaron Marta Candelaria Rivas y su hija de 15 años de edad, porque el sacerdote golpeó accidentalmente en la nariz a Rivas y su hija salió corriendo y avisó a unos vagos que el cura había golpeado su madre”.

LEER MÁS: Un militante sandinista y otro con historial delictivo atestiguaron contra sacerdote de Nandaime

Las supuestas víctimas por las que el padre Manuel García estará encarcelado dos años son Manuel Alfredo López Torres, Kevin José Espinosa Rueda, Lester Javier Chavarría Miranda y Cristian David Torres Romero.

A Léster Javier Chavarría, una de las supuestas víctimas del líder católico,  los pobladores de Nandaime lo identifican como una persona con historial delictivo reincidente y vinculado al FSLN. En tanto a Cristian David Torres es hijo de un concejal sandinista de Nandaime y reconocido activista del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Las sospechas despertaron en los pobladores porque ambos militantes estaban listos en las afueras de la parroquia para grabar con sus celulares al sacerdote Manuel Salvador García. Ambos atestiguaron contra el líder católico a la mañana siguiente del incidente ante la maquinaria de medios voceros de la dictadura orteguista acusándolo de agredir a una mujer.

La suma estipulada que deberá pagar el sacerdote por los 200 días multa equivalen a 14 mil 116 córdobas.

LEER TAMBIÉN: Dictadura toma represalias en contra de mujer que no acusó falsamente a sacerdote

Mientras el Poder Judicial Sandinista le mantiene otra causa abierta al líder católico por supuesta violencia contra Marta Candelaria Rivas, caso que se lleva en el Juzgado de Distrito Penal de Adolescencia de Granada, donde también será procesado por la jueza María Graciela Monterrey y acusado por la fiscal Christián Katiela Huete Zeledón.

Información de La Prensa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí