La cantidad de migrantes atrapados que cruzaron ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México en enero se desplomó en medio de una desaceleración estacional y la implementación de nuevas restricciones impuestas por el presidente estadounidense Joe Biden, un tenue alivio mientras lidia con traspasos récord.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos han arrestado un promedio de unos 4.000 inmigrantes por día en enero, dijeron tres funcionarios estadounidenses a Reuters esta semana. La cifra está por debajo de un promedio de alrededor de 7.400 por día durante la semana antes de Navidad, dijo uno de los funcionarios.

LEA TAMBIÉN: Sanciones y aislamiento: la política de Washington hacia Managua a dos años del gobierno de Biden

Al ritmo actual, los arrestos en la frontera podrían ser los más bajos desde febrero de 2021, un mes después de que Biden asumiera el cargo. Pero aún no está claro si la tendencia se mantendrá durante el resto del mes, y mucho más allá.

Biden, un demócrata que tiene la intención de buscar la reelección en 2024, amplió a principios de este mes las restricciones relacionadas con el COVID-19 que permiten que los migrantes atrapados en la frontera entre Estados Unidos y México sean expulsados rápidamente de regreso a territorio mexicano.

Las restricciones, conocidas como Título 42, se habían aplicado previamente a mexicanos, algunos centroamericanos y venezolanos y se extendieron a cubanos, haitianos y nicaragüenses luego de que México aceptara esas nacionalidades.

Al mismo tiempo, la administración de Biden lanzó un nuevo programa de entrada humanitaria para 30.000 cubanos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos por mes si cuentan con patrocinadores estadounidenses y entran por vía aérea.

LEA TAMBIÉN: EEUU califica de “infundados” los cargos contra el obispo nicaragüense Rolando Álvarez

“El proceso que hemos creado es seguro, rápido y solo cuesta el precio de un boleto de avión comercial”, dijo un funcionario de la administración de Biden. “En comparación con los miles de dólares que los contrabandistas cobran a los migrantes por un viaje peligroso, la elección es clara”.

Varios funcionarios estadounidenses dijeron que los arrestos en la frontera suelen descender desde fines de diciembre hasta principios de enero debido a los días festivos, lo que probablemente contribuyó a la caída de enero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.