La vicedictadora sandinista Rosario Murillo anunció en su alocución del mediodía este martes en medios voceros de su régimen, que el Ministerio del Trabajo (Mitrab) decretó este próximo 30 de mayo, Día de las Madres Nicaragüenses, feriado nacional con derecho a goce de salario.

«Día de las Madres, el próximo 30 de mayo, martes; desde ahora la Ministra del Trabajo nos ha enviado, para consideración del Comandante Daniel, y el Comandante Daniel autoriza por supuesto, con gran cariño para todas las madres, el feriado nacional con goce de salario», dijo Murillo.

LEER TAMBIÉN: Iván Acosta tilda de “fracaso total” las sanciones de EE.UU. y descarta uso del dólar

La vicedictadora gubernamental agregó que es Feriado Nacional para todos los trabajadores y trabajadoras del país y que regresarán a sus labores ordinarias el día miércoles 31 de mayo.

VER TAMBIÉN: Presentador sandinista de Canal 8 que aplaudía represión de Ortega está viviendo en Estados Unidos

«La ministra va a dar a conocer en las próximas horas este decreto autorizado, con gran cariño y respeto por nuestro Presidente para las madres nicaragüenses, feriado nacional el 30 de mayo», agregó Murillo.

Como parte de su permanente propaganda política, Rosario Murillo anunció también que el régimen dictatorial adelantó el pago del mes a los trabajadores y trabajadoras estatales, a quienes siempre obligan a agradecerle a la dictadura por pagarles su salario devengado al que tienen derecho como servidores públicos.

Madres de abril aún esperan justicia, reparación y No Repetición

El 30 de mayo del 2018, la dictadura sandinista mandó a asesinar al menos a 19 jóvenes manifestantes que participaban de la Madre de las Marchas, en apoyo a 90 madres que quedaron sin sus hijos, tras haber sido masacrados por paramilitares y policías que portaban armas de alto calibre, de uso restringido sólo para el Ejército de Nicaragua.

Los 19 manifestantes fueron asesinados con disparos propinados directamente por francotiradores que se apostaron en el techo del Estadio Nacional que en ese momento llevaba el nombre de Dennis Martínez.

Los proyectiles impactaron mayormente en la cabeza, cuello, tórax y el corazón, según declaraciones del ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, quien renunció a su puesto y denunció a la dictadura una vez hubo salido del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.