Alejandra Mendoza Pozo, una niña de 8 años, hija del preso político Miguel Mendoza, le envió un tierno mensaje a su papá en un video que la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo censuran y no permiten que llegue a su padre.

“Soy Alejandra Mendoza, una niña de 8 años que sufre la ausencia de su padre. Hace más de 460 días me lo quitaron y no me han permitido ni siquiera enviarle un dibujo. Lloro todos los días porque extraño ver su carita, darle un abrazo y jugar con él. Te amo papi, sos mi héroe”, dice la niña en un video con la esperanza que pueda ser recibido por Miguel Mendoza.

La niña manifiesta en el video que no ha podido tener comunicación desde hace 464 días con el preso político de Ortega Murillo. Debido a esto sufre secuelas psicológicas según indica su madre, la periodista Margin Pozo.

LEER ADEMÁS: Preso político Miguel Mendoza inicia huelga de hambre para que le permitan ver a su hija

Tras conocer la condición de su pequeña hija, el periodista independiente, cronista deportivo y ahora preso político de la dictadura sandinista, Miguel Mendoza, inició hace diez días, una huelga de hambre como una medida extrema para demandar poder verla.

Sus familiares manifestaron su preocupación por el estado de salud y por la motivación que Miguel les confió durante la última visita el pasado 27 de agosto, de iniciar la huelga de hambre si el 19 de septiembre, la dictadura no le permitía la visita de su niña.

Su hermana Carla Mendoza dijo que en la visita del sábado 27 de agosto, se le informó a Miguel sobre las afectaciones físicas y emocionales que ha provocado en la niña esta separación cruel y forzosa y de los mensajes que ha escrito para él, lo que provocó en el reo de conciencia una condición angustiante, pese a ser un hombre fuerte y de estado emocional increíble.

“Los que le conocemos sabemos leer en el brillo de sus ojos la angustia que le ha provocado saber de lo mal que la está pasando su hija”, dicen en el escrito.

VER TAMBIÉN: Se cumplen 465 días que el régimen orteguista viola derecho de visita a hija de Miguel Mendoza

Huelga de hambre arriesgará su vida

Sus familiares manifestaron que por ser Miguel Mendoza un paciente crónico y haber perdido más de 30 libras, esta medida (huelga de hambre) pone en riesgo su salud y su vida y, aunque el periodista es consciente de los riesgos, considera que es la única salida que le han dejado en sus intentos por volver a abrazar a su hija, después de estos 457 días que equivalen a más de diez mil novecientos horas sin abrazarla.

Pese a que el abogado del preso político ha introducido once solicitudes para que Miguel pueda ver a su niña, lo que para ambos es un derecho,  no se ha obtenido ni una sola respuesta de parte de la dictadura sandinista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.