En media pandemia de la COVID-19 a la sancionada Rosario Murillo se le ocurrió mandar a la alcaldía orteguista de Managua a construir un monumento llamado “la campana de la paz” en el costado norte donde fue el cine González en Managua sin que esta obra estuviera contemplado en el plan de inversión anual de la municipalidad capitalina.

Y como la obra tiene que estar lista para el 17 de julio, fecha que los sandinistas conmemoran el día de la alegría , obreros de la comuna trabajan como “hormigas” las 24 horas del día para poder cumplir el capricho de la sancionada Rosario Murillo.

Fidel Moreno, durante la supervisión de la obra.

Prueba de ello es que la noche de ayer Fidel Moreno, secretario de la municipalidad de Managua llegó a supervisar la obra para que no se escape ningún detalle del monumento a la normalidad que Murillo pretende dar a creer en estos tiempos de crisis económica y del COVID-19.

“Esto forma parte de un proyecto que han empezado el comandante presidente y la compañera Rosario hace ya muchos años y tiene que ver con la reestructuración, la recuperación del Centro Histórico Cultural donde se han hecho inversiones enormes a lo largo de estos años” dijo Moreno a los medios de propaganda del régimen.

Según los encargados de la obra tendrá una altura de 17 metros y la “La campana de la paz” tocará las horas y medias horas entre las 6 de la mañana y las 10 de la noche, además entonara el ángelus a las doce del mediodía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.