A solo 19 días de haber inciado el programa de parole humanitario para favorecer a migrantes originarios de Cuba, Haití y Nicaragua, este se enfrenta a una demanda legal que podría ponerle fin en una corte federal de los Estados Unidos (EEUU).

NOTICIA RELACIONADA: En solo 8 días un obrero logró aprobación de parole humanitario para sus hermanos en Nicaragua

“Un total de 20 estados republicanos de esta nación argumentan que se elimine este  parole humanitario porque consideran que el presidente de Estados Unidos Joe Biden, cometió violaciones a las leyes y se excedió en su poder al implementar este nuevo programa migratorio para frenar la llegada masiva de inmigrantes a la frontera sur entre México y EEUU”, expresó el abogado de migración José Guerrero al referirse a la demanda.

La fiscal general de La Florida, Ashly Murry, se ha unido a esta demanda contra el parole humanitario y así lo manifestó a través de un comunicado.

“La nueva solución de Biden a una crisis autocreada en al frontera es permitir que los inmigrantes ilegales viajen directamente al interior del país sin cruzar la frontera sur, en violación directa de la ley federal”, indica la fiscal.

Además la funcionaria agrega que “las acciones ilegales de Biden no quedarán sin control y seguiremos luchando en los tribunales para obligar a este presidente a seguir las leyes de inmigración y de seguridad pública”.

Programa de Biden en manos de un juez

“Ahora un juez tendrá que decidir. Si pone un bloqueo obvamente se pararía el programa”, agregó Guerrero.

Mientras tanto el programa de parole humanitario para haitianos, nicaragüenses y cubanos se mantiene activo y al aeropuerto de Miami siguen llegando decenas de familias para reencontrarse con parientes que no ven desde años.

La acción legal que promueven estos 20 estados es en contra de la nueva política humanitaria que inició el 5 de enero la Casa Blanca, que permite entrar al país de forma anual hasta un total de 30,000 inmigrantes procedentes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela.

Esta demanda de 39 páginas está ante la Corte de Distrito del Sur de Texas, en Victoria, y alega que el gobierno, a través del Departamento de seguridad Nacional (DHS), “bajo el pretexto de impedir que los extranjeros crucen ilegalmente la frontera entre puertos de entrada, creó efectivamente un nuevo programa de visas sin las formalidades de legislación que deben tener la aprobación del Congreso”.

Consideran que Biden sobrepasa límites del Congreso

Los demandantes insisten en que el plan de Biden “equivale a la creación de un nuevo programa de visas que permite a cientos de miles de extranjeros (unos 36,000 al año) a entrar a Estados Unidos que de otro modo no tienen ninguna base para hacerlo. Esto es una burla y no sigue los límites establecidos por el Congreso”, argumentan.

MÁS NOTICIAS: Llegan a Chinandega los restos de Anggy Díaz, la nicaragüense asesinada por su esposo en EE.UU

En la demanda participan los estados de Alabama, Alaska, Arkansas, Carolina del Sur, Florida, Idaho, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Missouri, Montana, Nebraska, Ohio, Tennessee, Texas, Utah, West Virginia y Wyoming.

“Todos los estados de Estados Unidos, especialmente los estados fronterizos como Texas, están siendo aplastados por el impacto de la inmigración ilegal”, dijo Ken Paxton, fiscal general de Texas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.